Ayer realizamos un desatranco de una arqueta obstruida con toallitas de bebé en Mahadahonda. El agua se rebosaba hasta convertir la casa en un completo vertedero de aguas fecales.

El dueño del chalet había intentado desatascar con todo tipo de desatascadores químicos pero sólo provoco poner en riesgo su seguridad y la de los suyos, al exponerse de manera tan peligrosa a dichas sustancias corrosivas, sin embargo el desatranco no pudo ser solucionado y tuvo que recurrir a internet para encontrar una empresa dedicada especialmente al desatranco de arquetas y nos encontró rapidamente.

Nos desplazamos al lugar del incidente y encontramos una arqueta totalmente atascada, la cual procedimos a desatrancar con nuestras maquinarias de agua a presión.

Asi fue como desatrancos Carlos cumplió su objetivo dejando atras un cliente satisfecho y una arqueta completamente desatascada.